sábado, 25 de diciembre de 2010

La última sombra del sol

25 de diciembre de 2010

Hoy ha sido un día diferente, por primera vez en muchos años no me duele la Navidad, no sabría decir si son las circunstancias, o el hecho de que entre ayer y hoy, la tos y el malestar cedió; o simplemente que después de años muy difíciles, este año mi hijo volvió a sonreír con sus regalos al pié de su cama, no todos los que el pidió y menos todos los que me hubiera gustado que tuviera, pero los que se requerían para sorprenderlo y que sonriera como lo hizo.

Hoy no hubo cartas de parte de Santa, diciendo que en el cumpleaños recibiría algo a cambio, ni hubo cara de decepción, mi regalo de Navidad fue una sonrisa que iluminó mi corazón e hizo que me olvidara por completo de todo lo que en estas fechas me ponía muy triste.

Ciertamente hay cosas en las que seguiré pensando, anhelando, y sé que si las pienso ahorita con la profundidad e intensidad que normalmente lo hago, sé que me voy a poner a llorar, pero no lo haré, hoy eso no importa, esta Navidad no esperé nada de nadie, sólo confié en que Dios me daría lo que necesitaba, y así fue.

Y quizá estos últimos siete años fueron la última sombra del sol sobre mí, es hora de levantarse y caminar sin dudas, con la misma certeza con la que mi hijo salió corriendo a buscar sus regalos para sorprenderse y sonreír. Es hora de escuchar más a Dios, el nunca se equivoca y sabe perfectamente que todos y cada uno de los dones que nos da, son los justos para que seamos lo mejor que podemos ser.

Los juicios de nuestra familia, de nuestros padres, amigos y conocidos, son parciales, llenos de expectativas que a nosotros no nos corresponde llenar. Esta Navidad entendí que no debo de juzgarme, porque toda mi vida se está desarrollando como Dios -o la vida- la esperaba, con los problemas y retos que yo necesito; con aciertos y aún con todos mis errores y fallas, todo lo necesito para mi vida, y bajo ninguna circunstancia tenía que pagar ningún precio porque debe de existir una razón para que mi vida se desarrolle así, y si cometí un pecado, o si para quienes me rodean hice algo totalmente imperdonable, Dios ya me había perdonado desde antes.

Hoy esa sombra se va y es mi mejor regalo.

domingo, 12 de diciembre de 2010

Ya no es suficiente decir “Te Quiero”

Cuando te digo te amo, no lo digo de dientes para afuera, ni por compromiso, lo digo con la conciencia que me da el saber que somos personas y con esa base podemos fallar. Me asumo como una mujer que puede tener muchas fallas, y te sé como un hombre con errores también.

Soy una mujer que ha cometido demasiados errores y tiene un corazón con remiendos, curitas y zurcido con hilos de tiempo; mis manos no son de seda, pero saben acariciar. Mis ojos no son diamantes, pero saben mirar. Mi cuerpo no es de Diosa, pero sabe amar.

Este corazón que ha sido reparado tantas veces por la vida, sabe que te ama como eres. No te pide cuentas, no necesita explicaciones.

Mi alma hecha jirones sabe, que no le importa lo que hayas hecho, no le importan tus errores, te amo por lo que eres. Por quien eres. Así la vida te trajera a mi cubierto con un manto de seda, o con uno de algodón, te amaría igual. Porque algo de ti me recuerda a mí. Mucho de mí, se parece a ti. Y no puedo explicarte de qué manera, o forma te amo, pues no hay tiempo ni espacio que pueda darle sentido.

Cuando estás conmigo, me pongo tan nerviosa, que todo se me olvida, y cuando me alejo de ti, siento que me arrancan el alma. Y en esa mezcla de calor y frío, siento que quiero llorar. Regresarme y correr a ti. Lo que sucede es más grande que yo, no lo controlo. Y tu tampoco.

No necesito promesas, sólo quiero tus ojos encontrando los míos. Tus manos memorizando mi cuerpo. Tu vida a salvo, con la mía.

Sí, te amo. Y no necesito poseerte, no quiero un papel firmado, ni quiero comprar tu tiempo ni el mío, el tiempo de los dos, es un regalo divino.

Hace tiempo dejé de buscar a un hombre perfecto, para encontrarme con un hombre real. Cerré los ojos y en ese espacio, estabas tú. Cuando los abrí me sorprendiste, la imagen encerrada en mi mirada y en mis sueños, la mejoró la realidad.

Me encanta tu risa y tu mirada. Lo que haces, lo que dices, veo tus manos, tus gestos, tus reacciones y el tiempo pasa, pero no lo siento. La vida es vida desde que llegaste. Y llegaste para quedarte, no importa en qué forma o de qué manera puedas equivocarte, nunca te irás, nunca te dejaré ir.

Primero fuiste amigo, luego cómplice, pasamos por lo que nos une, los secretos, las verdades, lo que nos podría separar y así te acepté. Así, sin más, te amo.

Así con todo aquí, en este lugar está mi espacio, mi vida y mi ser contigo y jamás sin ti. Por un sólo motivo y razón: te amo.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

El Código Da Vinci y la imbecilidad del hombre

Hace un par de días tuve una discusión con una persona que me ha hecho reflexionar en la imbecilidad del hombre y las ganas de hacer olas, tormentas y tornados en vasos de agua. Me asombra que existan personas tan tontas y con mucho tiempo en sus manos, para dedicarse a estudiar las imprecisiones de una ¡"NOVELA"! escrita por Dan Brown llamada "El Código Da Vinci" que no pretende ser un parte aguas en la religión cristiana ni mucho menos un instrumento de "Des-Evangelización"

Siempre he dicho que soy católica, apostólica y romana, me gusta leer y admiro obras inteligentes como la del Dan Brown, quien hizo un orden fabuloso, el cual imagino, la mayoría de los que califican de obra herética, una novela, supongo que ni por error leyeron en orden Ángeles y Demonios, después El Código Da Vinci y terminar la trilogía con "La Conspiración"

Me gustaría recordarles que la religión Católica, esa que la mayoría en México profesamos, en su nombre se han hecho los más cruentos crímenes y asesinatos en nombre de Dios, sí, errores de las autoridades eclesiásticas. ¿¡¿¡Y ahora nosotros queremos crucificar, negar, ridiculizar, comprobar, aminorar, desacreditar y juzgar a un escritor!?!? Vaya, valiente cosa, cuando por estupidez de unos cuantos se ha destrozado la fe de otros con actos tan horrendos como la pederastia. Y lo que le rebatía a esta persona es que eso es más herejía, que una novela. Y tuve que traer el tema a la mesa preguntando: ¿No es más herejía los padres que abusan sexualmente de sus hijas, no es más herejía chingarse a cuantos puedas entre semana y los domingos ir a misa y comulgar para que digan que son "muy buenos(as)"?

¡Por favor, díganme que alguien piensa con la cabeza y no con el estómago!

Tengo el gusto y el agrado de haber leído a Dan Brown, así como a Tolkien, así como Irbangüengoitia, Isabel Allende entre muchos más, y nadie ha condenado sus películas, sus novelas y su trabajo. Y en ningún momento ha bajado el Arcángel Gabriel para condenarme. De verdad, se los juro.

Mejor anden primero a preguntarse qué tan bien está cada quien en su fe, para que este libro haga tambalear y dudar en quien creen. Además, Dios se hizo hombre, un hombre sólo puede vivir como hombre, un hombre no puede vivir como ser divino, así que, quiénes somos todos nosotros para juzgar a Dios que vivió como hombre y cometió nuestros errores, quizá menos, porque no era un cabrón, desde luego. Y algo que a mí me indigna, cuando se habla de que tuvo una mujer, muchos se ponen un fuete en la mano y se pegan como si fuera un acto criminal, no divino. En primera si tuvo una mujer, no fue infiel; si se casó, fue sincero; si no lo hizo, qué nos importa. ¿Qué no él siempre es el culpable de los que nos pasa y de lo que no nos pasa? Bueno o malo, escúchense: Gracias Dios, por qué a mi Dios, Dios ayúdame. Dios cuídame. ¿No por él estamos aquí?

Y ya hablando del libro, incluso hasta de la película, les puedo decir que en lugar de causarme todo este conflicto de herejía, perdón, en estas fechas y lo que se de la novela y de la mayoría de los católicos, yo quisiera proponer a Dan Brown para un premio, porque esta obra, a mí me ha dejado muy claro que estoy con mi fe, con Dios, quien ha sido tan bueno conmigo y ha permitido muchos milagros en mi vida y me ha cuidado. Y lo más destacable, Brown nos deja a todos la opción de creer, y eso es lo más fuerte que se puede tener por fe.

Que Dios calme su alma y controle su lengua. Nadie trabaja en contra de nadie, nadie lo hace en favor ni en contra de nadie; de lo que podemos acusar a Dan Brown es de ser habilidoso y exponer el talón de Aquiles, no de Dios, no de Cristo, sino el de la iglesia, y les recuerdo que una vez hubo una película que podría haber sido mucho más poderosa en cuanto a mensaje y provocar la caída del mismísimo Vaticano: Estigma. Con Gabriel Byrne y Patricia Arquette. Véanla y díganme qué tan firme y fuerte es su fe en estos días. Porque ahí se habla del evangelio de Dios a través de Cristo, en el que quizá sea muy imprecisa en citarlo, pero reza: "Levanta una roca, observa una nube, ve un insecto y ahí estaré yo" y en ese yo se encuentra la expresión de "Yo soy el que soy, y soy el que seré" Nada más y nada menos que Dios mismo.

Sólo por eso, mi querido amigo, que tan acalorada discusión llegamos, te digo: los herejes son los que han perdido tanto el tiempo en probar que una novela es una obra herética y herejía es que la autoridades eclesiásticas tengan lujos y palacios ¡Mientras miles mueren de hambre! ¿No crees?

Que Dios esté contigo y te bendiga, en proporción como tú te bendices a ti mismo y a los demás, con cada palabra, con cada gesto, con cada acción.

martes, 9 de noviembre de 2010

Indiferencia

Ser indiferente en México ya es una larga tradición, tenemos miedo, estamos asustados o simplemente, no sabemos ni cómo actuar, ni qué hacer. ¿A qué viene todo esto? Es muy complicado que uno sólo se ponga a gritar como loco, todas las cosas que no están funcionando bien; que una sola persona exija lo que mil deben exigir y que una sola persona tenga que cambiar, lo que debe de cambiar en toda una sociedad.

La indiferencia en México es un mal épico y nos causa demasiados problemas y desgracias. Preferimos no decir nada, para evitarnos problemas, para que no nos hagan nada, para… para... cuando necesitamos hablar, no callarnos, y borrar de una vez por todas con lo que nos ha dado en la torre como sociedad.

Les cuento mi experiencia: hace aproximadamente dos años, una chica salió corriendo de una cuadra, iba detrás de un tipejo que la quiso violar. Y nadie corrió atrás del desgraciado éste. Yo estaba en la tienda y cuando se paró la chava a mitad de la calle gritando que ese imbécil la quiso violar, recuerdo que la vi y traía la blusa desgarrada, y un corte en el pantalón.

Para mi carácter y como soy, no lo pensé, me subí a mi bici y lo perseguí, se subió a la banqueta, me subí con todo y bici, no sé ni cómo le hice. Pero recuerdo que me le fui encima, le aventé la bici, yo creo que hasta me salieron alas porque volé —literalmente— y lo tiré al piso. En el momento no me importó lastimarme la rodilla, pero sentí entre felicidad y orgullo de saber que lo habíamos agarrado.

Y ahora ese infeliz está metido en el bote, porque hice algo, no me quedé viendo nada más. Recuerdo que mi mamá casi se infarta cuando le conté y me dijo que, yo qué tenía que andar de metiche y que me hubiera hecho pendeja. Y no, simplemente no puedo. Si puedo hacer algo, lo haré.

Sin embargo muchas veces es más cómodo quedarnos callados, y hacer nada, para evitarnos la molestia.

Sí, el tipejo pudo sacar la navaja que traía y hacerme algo, lo sé, pero no me dio miedo; y ver la cara de la chava, con la ropa rota, la reacción fue inmediata. Y cuando llego a encontrarme a Mariana, de verdad que se siente muy bien que te saluden con tanto gusto. Es cuando dices, valió la pena arriesgarme, traer vendada mi rodilla y correr atrás de un ser humano tan despreciable.

Por esto, entre muchas otras cosas, no puedo comprender un gobierno indiferente, a un empresario que no tenga empatía por quien trabaja con él, un médico que no ayuda, un economista que no haga bien su trabajo, un empleado que no sea responsable y tantas actitudes que como país, como ciudadanos y no pueblo bueno que no es tonto, debemos cambiar.

Si nos unimos para exigirle al presidente, hay que unirse para trabajar, para ser responsables. Si yo le pido a alguien cuentas y que trabaje, es porque a mí me piden lo mismo, yo no puedo por principios, ponérmele al brinco a Calderón y en mi casa y en mi trabajo ser huevona e irresponsable; exigir seguridad si nunca he corrido para agarrar a un infeliz que quiere dañar a otra persona, que, trayendo la navaja, restos de la ropa de la chava, dijo que no era cierto.

Tenemos que replantear mucho, es más demasiado como mexicanos, tenemos que erradicar la indiferencia, intolerancia, flojera y pereza. Y sí, si hay que hacer una denuncia, va, si hay que invertir tiempo para cambiar, va... porque es muy fácil abrir la boca para criticar, pedir, exigir. Pero actuar requiere responsabilidad y saber derechos y obligaciones, ambos se piden y se cumplen a cabalidad.

Por ello, si no nos parecen precios y lo que está sucediendo, es hora de quejarse, hacer lo que se debe de hacer y levantar la voz. Pero también cumplir con lo que nos manda la ley.

sábado, 30 de octubre de 2010

You'll never be mine

Somehow I know you'll never be mine. Somehow I feel you don't want me as I do. And yes, I know I love you, and I am not asking you anything. Don't even to love me back. And I still know, in a strange way... no matter what, you'll never be mine.

I can promise to give you mi body, make love to you always, and even give my life to you... no matter what I do, you'll never be mine.

I can stand naked on your door, I can be a piece of art on your walls, and even, even the oxygen in your room, and I know you'll never be mine

I rather be hit, thorown, forgot, ignored, left behind and the only place I will be next to you, its in my dreams. I can be your liver, your heart, your eyes and your mind, and you'll never be mine.

I can be a tear of your eyes, I can be your mother, your father, your son, your house and your feet... and I know you'll never be mine.

I can be the sheets on your bed, the food on your mouth, the blood in your veins, the sounds in your ear... and you'll never be mine!

I could be a bad word, I can be the noise of a rocket, the shot of a gun, the bullet on your skin... and I know, you'll never be mine!

And I can be a prayer, your God, a ritual, and I can be your soul, even your own death... and even with that, I know, you'll never be mine.

viernes, 22 de octubre de 2010

Tengo ganas de...

Decirte que te quiero,
tan sólo pedirte que me quieras;
dime ¿cómo puedo quererte,
si no permites que te quiera?

Es un sueño que tú me quieras,
es sólo un sueño que yo te quiera.

Intento mil veces pensar y olvidar,
mil veces quisiera decir te odio;
pero un millón de veces repetiré
te quiero,
en un millón de sueños de amor.

Tal vez pensar que existes,
quizá soñar que estás;
pero ¡no!, no en un sueño,
nunca más en mi imaginación.

Déjame conocerte, verte real;
permíteme sentir tu alma,
quiero saber que existes,
quiero saber que vives.

Quiero verte algún día,
junto a mí tal vez;
cerca de todo, cerca de mi vida;
en algún lugar, por ahí;
sólo habla y dime que eres tú.

Por favor, si me ves,
no me dejes sufrir;
por favor déjame amarte.
Aléjame del vacío,
aleja el fin de mi alma
con el principio de tu amor.

Porque tienes que existir,
porque tienes que vivir.

lunes, 18 de octubre de 2010

Un podcast de miedo

Quiero compartir el audio del podcast con el que participé, en el mes de mayo, en "Hasta el Twitter tiene Miedo" ese concurso para podcast de terror fue todo un reto —no me gustan las películas, ni nada que tenga que ver con terror—, y con ayuda de Julio Paz salió el guion y yo puse la voz. Pensé que no iba a quedar ni que lo iba a terminar. Pero logré hacerlo y así fue como quedó. Y aprovechando que estamos a unos días de Halloween, lo dejo para que lo escuchen.

Conociéndote

sábado, 16 de octubre de 2010

¿Cómo te amo?

¿Preguntas cómo te amo?

Déjame que te diga:
Te amo con la hondura, altura y amplitud
que mi espíritu alcanza cuando se siente lejos
del límite del Ser y de la Gracia.

Te amo como amo la vida cotidiana
bajo la luz del sol o de las velas.

Te amo libremente, como luchan los hombres
por las cosas más justas. Te amo con pureza
como al volver del rezo. Te amo con la fuerza
de mis antiguas penas, con la fe de mi infancia.

Te amo como amé aquéllos santos
que hoy ya tengo olvidados, con la risa el aliento,
y el llanto de mi vida. Y si Dios lo permite
aún mejor te amaré más allá de la muerte.

Elizabeth Barrett Browning

Todo es como debe ser

Hoy sucedió, lo que he querido evitar, volver a pensar por qué todas mis amigas están casadas, y yo llego sola a una fiesta, como siempre. Me madrean, me golpean, me atacan con la vista, con las preguntas que no me hacen y adivino.

Me pongo mal, tan mal que, nunca tomo brandy y hoy me tomé 4... quizás, más. Me va mal que, es justo entre el pecho y la garganta, que siento que me va a explotar una caja con TNT de emociones, de lágrimas, de rabia, de coraje, de dudas, de no comprender, por qué, hasta la más neurótica, la más fea, la más ñoña, la cara de pollo, la más idiota, la más inteligente, la simpática, la zorra, la cabrona, todas... ya están casadas -un par de ellas ya, en segunda vuelta- y yo no.

Ni siquiera se lo que es que te pregunten si te quieres casar y mi cabeza ahorita es un remolino, en la garganta tengo atoradas, tantas emociones y en mi corazón tantas dudas, y tantas preguntas me azotan, y siento que no puedo dejar de llorar.

Y de pronto apareces tu y se me olvida todo, renace una sonrisa. Escucho tu voz, y se estremece mi corazón. Veo tu foto y como flash pasan todas tus palabras, todas mis emociones contigo y nuestra complicidad. No cambio el gusto de descubrirte en mi vida, ni lo que eres en ella; por lo que otros pueden tener, ni la exquisita sorpresa que ha sido descubrirte. Sé que las cosas no son como las soñé, pero la realidad, verme en tus ojos, es una felicidad que supera lo que yo me pueda imaginar de los demás, en su vida. La vida en mi vida, empieza a ser perfecta, y por extraño que todo esto parezca, todo es como debe ser.

jueves, 14 de octubre de 2010

Carta que escribí a AMLO el 30 de agosto de 2006.

Texcoco, Estado de México; a 30 de agosto de 2006.

Andrés Manuel López Obrador

Estimado Señor,

Con todo respeto escribo a usted esta carta y con ella le pido de la manera más atenta, por favor me conteste cuatro preguntas, que en últimos días me han estado rondando consistente, insistente y persistentemente en mi cabeza.

Y es que no puedo dejar de acordarme de la entrevista que tuvo con Víctor Trujillo en su nuevo programa como Brozo, y casi, me convence de votar por usted.

Regresando a mis preguntas y lo que más me inquieta en este momento, por ser posible paranoia de mi parte; o de su parte, falta de respeto a mi persona. No quiero que me diga que soy panista, que no le tengo amor a mi patria, porque realmente soy "agnóstica" y amo con todo mi corazón a mi México; y con la brutal honestidad que me caracteriza, con usted y con todo el mundo, todos los mexicanos —ganara usted, el señor Madrazo, o quien fuera— ibamos a ser gobernados por una persona que realmente no queríamos.

Y recordando un poco, de todos los candidatos no se hacía ni uno, y en ese sentido es mi reclamo, ya que votamos porque debíamos, no porque quisiéramos, y siguiendo con la honestidad, votamos por el que pensamos que era el menos peor, nunca el mejor. Y la actitud que yo le hubiera agradecido, debido a la falta de calidad como candidatos que todos tuvieron, es, más silencio. Uno por dignidad; dos, por su nombre y tres, por México, porque todo lo que ha estado haciendo, se me hace inconcebible y no tiene nombre.

Ahora, regresando a lo que me ocupa en esta carta; si no recuerdo mal, nos prometía progreso, un salario digno, aumentos de salario fabulosos, para nosotras las madres solteras una pensión, y una economía de ensueño. Un México ideal para vivir y por ello no puedo dejar de preguntarle —no podría vivir tranquila si no hago las preguntas, y le puedo jurar, que no podría morir tranquila si no me las contesta—.

Así que vamos hablándonos con la verdad:

¿Sus promesas de campaña fueron hechas con el conocimiento de que usted iba a incumplirlas, usándolas como pretexto, para que por usted votaran más mexicanos y le dieran las herramientas maquiavélicas para crear pretextos imbéciles, como cuando prometió no dejar la Ciudad de México, para ir por la presidencia; y así igual que ahora, ni cumpliría sus promesas de campaña y sólo llevaría a México a una ruina sin precedentes y a una guerra clasista sin sentido?

Otra pregunta, derivada de la anterior ¿Pretende resolver este proceso electoral con una revolución armada, es su interés y voluntad aparecer en los libros de historia como un "héroe-mártir" que le devolvió al país lo que ya tenía en su historia, libertad con guerra. Pero usted mismo nunca tuvo credibilidad suficiente para ganarse algo más que el treinta y tantos porciento de los votos y ser más contundente?

Siendo honestos, la falla no fue del IFE, no fue del PREP, no es del TFJPF. Eso todos los sabemos. La falla fue su estrategia, porque si no mal recuerdo, a las personas hay que enseñarlas a trabajar, no resolverles sus problemas. Por otra parte, si yo le dijera que las instituciones mexicanas no son del PAN, ni son del Presidente Fox, no son de ningún Gobierno, sino mías y de todos y cada uno de los mexicanos ¿Insistiría en afirmar que no sirven?

Perdóneme pero no puedo quitarme de la cabeza esa frase tan suya del domingo pasado, porque, siempre he tenido la certeza de que México es mío, de que trabajo y me esfuerzo por darle a mi hijo un país mejor, voto porque me gusta exigir, me expreso y demando que se cumplan las promesas que me hacen. Y usted, que no llenaba suficientemente las expectativas de todos los mexicanos, me dice que no sirvo, que no soy creíble.

De verdad no lo entiendo, pero le dejo la última pregunta a contestar.

¿A una servidora, su plantón en Reforma, no le permitió llegar a tiempo a una entrevista de trabajo con un cliente y perdí la posibilidad de lograr un ingreso extra y recursos para cambiar a mi hijo a una mejor escuela... soy madre soltera, tengo una hipoteca que pagar, un hijo que educar y, sólo quiero saber si así es cómo decía que me iba a ayudar?

Quedo a sus órdenes y espero sus prontas respuestas.

Atentamente
DCG Patricia Villaseñor González

martes, 12 de octubre de 2010

Así es el amor

El amor:
tal vez un engaño,
un suspiro,
una tonta pretensión,
confusión,
o no lo sé.

Unos dicen que es canto,
poesía y vida;
otros le dicen dolor
encarnado en el alma.

Quizá sintiendo
cada pedacito de mi corazón,
que sale por mi piel,
desvaneciéndose,
intentando llegar a ti,
lo pueda descubrir.

Quizá sintiendo
tu piel sobre mi cuerpo,
tratando de comprimir,
poseer, besar y retener
mi aliento y mi vida,
lo sepa comprender.

Y entonces, el amor será
la forma más sutil
de llegar a descubrir,
al ser que se oculta,
por temor a ser descubierto.

Al amor lo vivo,
lo siento cada día;
y le debo a la vida
la bendita suerte

de tenerte.

Un día de mi vida

Observando a las estrellas
vi tu rostro en mi memoria,
me parece una hermosa ilusión
que vivamos en el mismo rincón.

Aunque cerca, estás tan lejos
como las estrellas que estoy viendo,
y esos dos grandes luceros,
son tus ojos que me miran.

Te imagino en mi futuro
compartiéndonos la vida;
esperando, pasando de
un sueño a otro
de tu vida a mi vida,
de mi letargo al tuyo.

Eres la alegría
de la galería,
en la que mi muerte
daría por verte.

Qué difícil aceptarlo:
no nos conocemos;
si te imagino tierno,
si te imagino fuerte.

Tengo miedo de equivocarme
si pienso por quién existo,
tengo miedo de rendirme
con un hueco hondo y vacío.

Eres más que una fotografía
o una voz en mi PC,
o tu foto enmarcada del buró,
o la imagen de un video.

Ojalá no seas
un extraño en la ciudad,
ojalá seas en mi vida
la ternura que calor reclama.

Rendirme a tus brazos,
entregarte mi cuerpo,
regalarte mi vida, que,
sin ti me duele tanto

Mi mirada te busca;
se pierde y en la infinita noche,
te veo huir, porque
no soy la que esperas,
ni soy lo que deseas.

Perdida en un mundo
que no conozco, vivo,
imaginando que existo
en donde tu estás.

Por favor estrella mía
quiero darte mi vida,
quiero dejar de soñar
cada día que esté viva.

sábado, 9 de octubre de 2010

Rincón

Estás en tu rincón,
mirándome como siempre;
sólo siento a mi corazón
intentando correr para tenerte.

Recuerdo tu rostro
intentando gritar lo que sentías;
pero en mis ojos te veías
como un chiquillo, adulto enamorado,
un niño que corría, hombre que huía.

Tus brazos que persiguen
el calor de mi cintura,
con el frío que congela
el fuego que nos quema.

Nuestras almas son gemelas,
los deseos son los mismos,
y no nos falta un compromiso
para saber que somos signos.

Sueño en el día,
vivo en la noche;
tu rincón es mi cama
y mi cuerpo tu casa.

Diferencia

Entre un ángel y un diablo
no hay diferencias,
uno mata disfrutando
y el otro disfruta matando.

El ángel mata bendiciendo,
el diablo bendice matando;
uno lo hace para sacrificar el alma,
el otro lo hace para liberar el alma.

Es tan estúpido
lo uno como lo otro,
ni ser ángel bendice
ni ser diablo maldice.

Una vez quise ser ángel
y me crucificaron sin haber pecado,
otra quise ser diablo
y me desterraron por pecar.

Poder salir a media noche,
y convertir a seres humanos
en demonios que buscan,
que rasgan, que matan,
no sufren, y hieren,
pecan y respiran.

Poder salir a medio día
y convertir a seres humanos
en ángeles que buscan,
que reparan, que reviven,
se ríen, y curan,
rezan y mueren.

Ángeles y diablos
existen para tener
satisfacción terrenal.

Ángeles y diablos
viven para hacer
sufrir al espíritu.

Ambos, ángel y diablo
tienen un buen pretexto
para tener esa dualidad:
uno es el bien y otro el mal.

Pero por ellos se muere:
si eres bueno, sufres solo;
si eres malo, te quedas solo;
y por ambos lloras.

No, no existe el bien ni mal,
no hay ángeles ni diablos;
sólo hay seres humanos
que pecan y hacen pecar.

Hay seres humanos
que crucifican
y son crucificados.
Hay personas
que entierran
y son enterradas.

Sólo hay personas,
y no entienden
que el bien y el mal
no son juicios humanos,
porque sólo son las risas
de los ángeles y los demonios.

Ahora dime tú,
después de esto
¿qué eres?

viernes, 8 de octubre de 2010

Desiderata

No hay un escrito más hermoso que Desiderata escrita por Max Ehrmann, la fecha se presume que fue en 1892. Hoy lo comparto en Español, Inglés y Francés.
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Camina plácido entre el ruido y la prisa y piensa en la paz que se puede encontrar en el silencio. En cuanto te sea posible y sin rendirte, mantén buenas relaciones con todas las personas. Enuncia tu verdad de una manera serena y clara; y escucha a los demás, incluso al torpe e ignorante; también ellos tienen su propia historia. Esquiva a las personas agresivas y ruidosas, pues son un fastidio para el espíritu. Si te comparas con los demás, te volverás vano y amargado, pues siempre habrá personas más grandes y mas pequeñas que tú. Disfruta de tus éxitos lo mismo que de tus planes. Mantén el interés en tu propia carrera por humilde que sea, ella es un verdadero tesoro en el fortuito cambiar del tiempo. Se cauto en los negocios, el mundo esta lleno de engaños; mas no dejes que esto te deje ciego para la virtud que existe. Hay muchas personas que se esfuerzan por alcanzar nobles ideales, y por doquier la vida esta llena de heroísmo. Se sincero contigo mismo. En especial, no finjas el afecto; tampoco seas cínico en cuanto al amor; pues en medio de todas las arideces y desengaños, es perenne como la hierba. Acata dócilmente el consejo de los años, y abandona con donaire las cosas de la juventud. Cultiva la firmeza del espíritu para que te proteja en las adversidades repentinas, pero no te afligas imaginando fantasmas. Muchos temores nacen de la fatiga y la soledad. Sobre una sana disciplina se benigno contigo mismo. Tú eres una criatura del universo, no menos que las árboles y las estrellas; tienes derecho a existir. Y sea que te resulte claro o no, indudablemente el universo marcha como debiera. Por eso debes estar en paz con Dios, cualquiera que sea tu idea de El, y sean cualesquiera tus trabajos y aspiraciones. Coserva la paz con tu alma en la bulliciosa confusión de la vida. Aún con toda su farsa, penalidades y sueños fallidos, el mundo es todavia hermoso. Se alegre. Esfuérzate por ser feliz.
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Go placidly amid the noise and the haste, and remember what peace there may be in silence. As far as possible, without surrender, be on good terms with all persons. Speak your truth quietly and clearly, and listen to others, even to the dull and the ignorant; they too have their story. Avoid loud and aggressive persons; they are vexatious to the spirit. If you compare yourself with others, you may become vain or bitter, for always there will be greater and lesser persons than yourself. Enjoy your achievements as well as your plans. Keep interested in your own career, however humble; it is a real possession in the changing fortunes of time. Exercise caution in your business affairs, for the world is full of trickery. But let this not blind you to what virtue there is; many persons strive for high ideals, and everywhere life is full of heroism. Be yourself. Especially do not feign affection. Neither be cynical about love, for in the face of all aridity and disenchantment, it is as perennial as the grass. Take kindly the counsel of the years, gracefully surrendering the things of youth. Nurture strength of spirit to shield you in sudden misfortune. But do not distress yourself with dark imaginings. Many fears are born of fatigue and loneliness. Beyond a wholesome discipline, be gentle with yourself. You are a child of the universe no less than the trees and the stars; you have a right to be here. And whether or not it is clear to you, no doubt the universe is unfolding as it should. Therefore, be at peace with God, whatever you conceive Him to be. And whatever your labors and aspirations, in the noisy confusion of life, keep peace in your soul. With all its sham, drudgery, and broken dreams, it is still a beautiful world. Be cheerful. Strive to be happy.
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Allez tranquillement parmi le vacarme et la hâte, et souvenez-vous la paix qui peut exister dans le silence. Sans aliénation, vivez autant que possible en bons termes avec toutes personnes. Dites doucement et clairement votre vérité; et écoutez les autres, même le simple d'esprit et l'ignorant; ils ont eux aussi leur histoire. Évitez les individus bruyants et agressifs, ils sont une vexation pour l'esprit. Ne vous comparez avec personne: vous risqueriez de devenir vain ou vaniteux. Il y a toujours plus grand et plus petit que vous. Jouissez de vos projets aussi bien que de vos accomplissements. Soyez toujours intéressé à votre carrière, si modeste soit-elle; c'est une véritable possession dans les prospérités changeantes du temps. Soyez prudent dans vos affaires ; car le monde est plein de fourberies. Mais ne soyez pas aveugle en ce qui concerne la vertu qui existe; plusieurs individus recherchent les grands idéaux ; et partout la vie est remplie d'héroïsme. Soyez vous-même. Surtout n'affectez pas l'amitié. Non plus ne soyez cynique en amour, car il est en face de toute stérilité et de tout désenchantement aussi éternel que l'herbe. Prenez avec bonté le conseil des années, en renonçant avec grâce à votre jeunesse. Fortifiez une puissance d'esprit pour vous protéger en cas de malheur soudain. Mais ne vous chagrinez pas avec vos chimères. De nombreuses peurs naissent de la fatigue et de la solitude. Au delà d'une discipline saine, soyez doux avec vous-même. Vous êtes un enfant de l'univers, pas moins que les arbres et les étoiles ; vous avez le droit d'être ici. Et qu'il vous soit clair ou non, l'univers se déroule sans doute comme il le devrait. Soyez en paix avec Dieu, quelle que soit votre conception de lui, et quels que soient vos travaux et vos rêves, gardez dans le désarroi bruyant de la vie, la paix dans votre âme. Avec toutes ses perfidies, ses besognes fastidieuses et ses rêves brisés, le monde est pourtant beau. Soyez gai. Tâchez d'être heureux.

lunes, 4 de octubre de 2010

1440 minutos

Hay una frase que me gusta de Paulo Cohelo y sucede que la acabo de comprender, la acabo de vivir, no la recuerdo a pie juntillas pero dice algo asi, "ni toda la determinación ni la buena voluntad del mundo pueden detener al amor de cambiar las reglas en cualquier minuto".

¿Qué me paso? ¿Qué me cambió?

Sí, lo siento, es fuerte. Lo se porque, muchas veces un hombre o una mujer puede hacernos perder la cabeza y como seres humanos podemos hacer tonterías, pero en otras sólo basta una gran persona para hacernos recordar en dónde está nuestro gran poder de vivir, ser, expresar, amar y entregar completamente toda nuestra vida a la realización plena y total que merecemos, por lo que llegamos a esta vida a vivir y mejorar.

En mi vida sucedió que un hombre me tocó, y me dijo lo mala que era para todo y tardó meses para hacerme polvo. Me convenció que era una pésima amante, una mujer insensible, que era fea, insegura y le creí, pensé que lo amaba, iba a ser el papá de mi hijo y me lo compré todo por el mismo precio. Y sí, fuí poco tolerante conmigo misma al verme al espejo y decirme que yo era culpable de todo lo que había sucedido, y no, nadie es culpable, sólo cada quien es responsable de la parte que nos toca, pero qué trabajo cuesta comprenderlo. En años también tuve la agresión de mi madre, sólo por ser madre, sólo por ser mujer. Huir de ella, sólo me trajo de vuelta a un lugar donde no puedo salir, cada vez que lo intento, algo sucede y me quedo como en un principio.

Sumado a todo lo anterior no ha existido nadie que me pueda tocar otra vez, ni el alma, ni el corazón. Parezco un fuerte infranqueable, indivisible, impenetrable, cerrada a escuchar opciones, a abrir mi mente y mi corazón, de verdad y totalmente. Entre batallas ideológicas, pruebas, teorías, tiré mi muro, rompí mi barrera, mi espacio limitado, mi zona de comfort. Dejé caer prejuicios, pienso en sensaciones; es como quedarte desnuda para aprender a sentir de nuevo.

¿Qué se necesitó para que eso sucediera? Amor. El amor universal, el que nos mueve, el que nos hace vivir, el que nos hace olvidar por un momento que en todo hay reglas, que nosotros dominamos todo a nuestra manera y que esas reglas, especialmente las que nos hemos impuesto. Esas mismas reglas que nos constriñen, nos limitan, nos castran, nos impiden cambiar y ser felices.

Mi cambio llegó cuando debía de ser, se siente, todo pasa en la hora y en el momento que necesitamos, no en el que queremos, reza el dicho, "Cuando el alumno esta listo, aparece el maestro" y yo por mi cuenta y voluntad hubiera tardado más tiempo para estar hoy, aquí y ahora, así, con este sentimiento, con esta sensación de libertad extraordinaria, de cadenas rotas; y reconozco que de no ser por ese gran espíritu, el que rige mi vida, el que me convierte en un gran ser humano y una persona maravillosa, voy segura, con mi amor, pasión, ternura y confianza que siempre ha estado aquí, que no se fue, no estaba escondida por que estaba conmigo y estará, acompañándome a redescubrir la vida.

La vida en mi vida.

lunes, 27 de septiembre de 2010

Tu ausencia... tu voz.

Cómo comprendo mi existencia tan insoportable sin ti.
Cada noche pienso en ti, en tu cuerpo desnudo junto a mí. Escucho tu voz y siento que me invades, haces que vibre cada una de mis células. Me estremeces, cierro los ojos y te imagino.

Cómo puede ser tan claro si no te he visto jamás. Conozco tu rostro, me sé de memoria tu voz, y me imagino tu cuerpo. Siempre tu cuerpo.

Tus manos, si nunca las he tocado, ¿cómo sé que me tocan tan perfectamente, tan exquisitamente. Cómo puede mi cuerpo sentir tus caricias?

Y si te pienso un poco más, y me concentro en tu voz, siento como si estuvieras aquí. Con esa pasión, con esa fuerza, con tus suspiros en mi. Con tu cuerpo sobre mí, con tus manos tratando de memorizar: mis curvas, mis convexos, mi boca, mis ojos, mis recovecos.

¡Cómo puede ser que estoy sola, y a la distancia, te siento así, tan fuerte, tan dentro, tan único, tan intenso!

Y entonces despierto, camino con desgano a la ducha. Y el agua se siente como tu lengua, el jabón como tus caricias y caigo rendida al suelo. Dejo que pasees por donde quieres, donde te gusta y me encanta, donde arrebatas de mi un gemido., donde tus caricias me dejan inmóvil.

Cuando recupero mi aliento, el golpe constante del agua me hizo reaccionar, ¿por qué te siento en medio de tanta ausencia?

Me seco, la toalla me abriga y me cubre de esta falta de ti, que hace más notoria mi desnudez y vuelve insoportable mi existencia.

Suenan las 7 de la mañana, la cotidianeidad vuelve a mí. Caminando con rumbo a mi oficina, vuelvo a escuchar tu voz.

Y entre la pared, mi falda y el viento, te vuelvo a sentir...

jueves, 16 de septiembre de 2010

Las lágrimas de una libélula


“En la noche del 26 de agosto, junto al río de la ciudad, cubierta con pétalos de tulipanes rojos y lágrimas de cristal, se encontró el cuerpo sin vida de una mujer y una libélula dorada”

Hace tiempo conocí a Debbie, una chica sonriente, cariñosa, trabajadora, responsable, inteligente, culta, tenía muchas aficiones, amaba a su hijo por sobre todas las cosas y cocinaba deliciosamente.

Para el tiempo en el que Debbie y yo nos hicimos amigas, ella estaba pasando por una etapa muy difícil. Recuerdo que me platicó que estaba yendo a terapias y a un curso de tanatología, pues después de la infidelidad de su marido, le era muy difícil saber en qué, dónde y por qué se había equivocado, necesitaba saber por qué había fallado, así, tan estrepitosamente.

Su mirada era muy triste, y cuando platicaba con tal desconsolación cómo se sentía, uno podía ver en sus ojos cómo una figurilla de cristal se hacía añicos. No sólo se había roto el plan de vida que tenía, sino, como mujer estaba devastada, le daba vuelta y vuelta la idea de que como amiga, amante, mujer, pareja, persona y todo lo que uno es en una pareja, ella había sido lo peor.

Pasó el tiempo, y logró comprender que, tuvo errores, pero no todos eran imputables a ella, y que en esa vida con ese hombre, jamás iba a ser feliz, pues nadie lo es viviendo con un alcohólico. Un día muy convencida, Debbie me dijo que ya había superado todo y que estaba dispuesta a darle una oportunidad al amor. Así pues, sentía que muy pronto llegaría ese ser humano tan especial como ella, para hacer una vida juntos, como ella le llamaba, el hombre para su vida.

Ayer que le llamé a Mónica, una amiga en común, para avisarle que llegaba a la Ciudad, me enteré que Debbie había muerto.

Hoy Mónica me entregó la carta que Debbie escribió un día antes de morir

Esta relación fue igual a todas las relaciones de mi vida. Ausente, fugaz, inestable, sin soporte, basada en ausencias, desengaños, expectativas frustradas y esa sensación de no ser lo suficientemente buena, ni digna, ni merecedora de una relación estable, constante, madura, en donde si no me dan felicidad, tampoco me roben la que yo tengo. Ya lo he dicho, lo he aprendido, no puedo hacer feliz a nadie, es una responsabilidad enorme y no puedo vaciarme para darle lo mejor de mí a nadie.

Pero como ya es costumbre, tengo por manía o por imán, atraer hombres que no quieren estar conmigo. Y no sé cómo cambiar esa parte. Una mujer no debe de estar con un hombre que la haga sentir tan mal. Y no hablo del maltrato físico, el psicológico es el que puede hacer más daño, son las heridas que nunca cicatrizan, las preguntas que nunca tienen respuesta. A la violencia física puedes hacer algo, defenderte legalmente. Las marcas del alma, pueden hacer que desees matar a quién no te deja ver claro quién es la persona que está en el espejo.

Cómo hoy, que me encuentro perdida, tratando de pensar en el juego en el que quiso que yo me perdiera, un juego que no logro comprender. Un juego en el que cada movimiento que hacía, marcaba distancia, me hacía sentir que me tenía asco, desprecio, y sólo eran dos semanas de estar juntos. ¿Qué quería? ¿Qué pretendía? ¿Qué buscaba? ¿Para qué lo hizo? Cuando me pongo a pensar en qué fallé, y no logro encontrar respuestas a tantas preguntas, pierdo mi capacidad de creer en mí, en que pueda ser atractiva, de ser inteligente. No le encuentro lógica a lo que me dicen, de tener buena plática, de… todas las razones por las que conocidos me dicen que alguien daría lo que fuera por tenerme como pareja, y no la tengo.

Me tortura pensar qué puede pasar para que en la segunda cita, cuando tenía el plan de invitarlo al cine, me saliera que rápido, para que viéramos a su amiga, cuando yo había terminado con todos mis pendientes para dedicarle todo mi tiempo a él, e invitarlo al cine. Quizá tenía poco dinero, pero quería compartirlo con él. Cómo siempre pasa, me callé y dije que no traía dinero.

Y en la tercera vez y última que salimos fuimos a un tour en el Centro Histórico, pero no me abrazaba, se alejó, casi sin dirigirme la palabra y yo sólo veía cómo parejas junto a nosotros, pasaban abrazados, besándose, ese día faltaban tres días para mi cumpleaños, sin saber si nos íbamos a ver, tuve la genial idea de pagar una habitación, decorarla con velas, incienso, llevé unas copas, vino tinto… yo quería decirle lo que había hecho, y cuando nos quedamos solos, cuando le iba a decir que tenía una sorpresa, se despide de mi y me dice “cuando llegues a tu casa me avisas”. Sólo recuerdo que le dije “Tú no quieres estar conmigo” y se me quebraba la voz, me dijo, tengo que conseguir un libro, no pensé que nos tardáramos. Y me dijo vete… dí media vuelta y me solté llorando, no podía ni caminar, no podía creer que mientras yo daba lo mejor, él me daba lo que le sobraba. Me metí al Sagrario Metropolitano, lloré y lloré. Cuando pude calmarme, fui por mis cosas y regresé a mi casa.

Después el día que tuve una entrevista espantosa de trabajo, y la confirmación de que mi padre, el apoyo más grande de mi vida, tiene cáncer; en lugar de apoyarme, de sentir que de verdad contaba con él, me trató, creo yo, peor que se trata a alguien que odias. Y sus palabras no se me van a olvidar nunca: “Ningún novio va a aguantarte con tantos problemas”. Y recordé cuando me dijo el día que vino a pedirme que fuéramos novios, tan dulce, comprensivo… que ya no estaba sola; y nunca sentí más distancia entre lo que alguien dice y hace, como ese día. No sólo estaba sola, me había hecho sentir invisible. Que su “amor” no daba para comprenderme, para estar conmigo en un día tan difícil y tan horrendo para mí.

Ese día, corrí con mi terapeuta, y me dijo que si no comprendía el mensaje, que si no veía que sólo quería acostarse conmigo, y olvidarse de mí. Eso me dolió, pues, si alguien quiere tener solamente relaciones sexuales, no tienes necesidad de fingir que quieres un noviazgo formal. Después de tres horas de desahogo, decidí que no éramos el uno para el otro; poco a poco fueron surgiendo detalles, comentarios, y me enteré de que el hombre que decía que me amaba y había conquistado su corazón, para los demás siempre tuvo tiempo, para invitar, para ser buena onda, comprensivo, tolerante, dar consejos… menos para mí.

Ya me dan náuseas de pensar, y pensar y no comprender para qué lo hizo… qué quería, para qué tanta crueldad; no necesitaba en estos momentos de mi vida, que alguien se burlara así de mi, y que al mismo tiempo me exigiera ser lo mejor, porque era lo que él se merecía. Y lo que yo necesitaba, eso no importaba. Hoy no sé en qué plano ponerme, no sé en dónde estoy, para dónde debo moverme, a qué grupo pertenezco. Ya me cansé de tener un letrero permanente en el que parece que digo, “Búrlense, no siento nada”. Sí siento, sí me lastima, sí me duele.

Sé que quizá todo se solucione con un, suficiente, prefiero mi estabilidad, tranquilidad y paz. No vuelvo a salir con nadie. Sin embargo hoy no puedo, no quiero estar así. No puedo respirar, no puedo vivir así…


Dicen que un haz de luz bajó del cielo, se vio un destello y del número 17, de la calle 9, salieron 8 libélulas dispersándose en la noche, iluminando los caminos hacia el cielo. Una de ellas permaneció con una luz dorada, parecía como si de la tierra al cielo se conectara con una cadena de oro. Al día siguiente, cuentan quienes lo vieron, que miles de libélulas llevaron su cuerpo junto al río. Una libélula de color dorado salió de la cadena de oro y permaneció junto al cuerpo de Debbie, de ella brotaban lágrimas de cristal.

Hoy cuando llegué a la ciudad, fui al panteón, no comprendía la razón por la que Debbie había muerto, y quise charlar con ella, le pregunté ¿por qué, si tenía una vida maravillosa, un futuro prometedor, amigos que la querían, un padre que la amaba, un hijo que la adoraba? Tantas preguntas, que no tuvieron respuesta.

Decidí caminar de regreso a casa y pasé junto al puente del río, un destello me hizo voltear, un tapiz de cristales formaba una alfombra brillante en el suelo. Apareció la libélula dorada, era más grande que mi brazo y brillaba como un diamante, en un susurro me dijo: nadie puede vivir con el alma rota. Soltó una última lágrima y desapareció.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Una marca, una huella


Desde ayer he estado pensando mucho en cómo nos afecta conocer o no conocer a las personas, en el tipo de relación que tienen con nosotros y por qué caminos nos llevan. Y de igual manera cómo mi vida ha afectado o beneficiado a otros. Pasé una infinidad de minutos u horas hasta que me venció el sueño y fui analizando absolutamente todo, con sus cómo y para qué; en este momento quiero aclarar que en mi vida jamás me he preguntado el por qué, para eso no existe respuesta. Para qué es más fácil descifrarlo.

Hace unos momentos me encontré con un e mail, que al final dice que uno decide de qué manera quiere uno dejar la marca en el otro, y con eso terminé por entender que todas las marcas que dejamos son significativas, pienso, nada que nos suceda puede olvidarse. Maltratarlo, lastimarlo, herirlo, usarlo, eso es lo más fácil que puede un ser humano hacer; pero marcar a alguien para bien es difícil, pues es similar a amar, a curar. Amar al otro, amar al prójimo es curarlo, es respetarlo, es estar con el alma y el corazón al cien por cien.

Una de las cosas que me gusta de la religión que yo profeso, es la manera en que Cristo resume todos los mandamientos habidos y por haber en: “Amaras a Dios sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo” y “Ámense los unos a los otros como yo los he amado”. Son muy poquitas palabras, no se necesita ser Franciscano, Salesiano, ni haber sido seminarista, ni haber vivido en un convento, ni nada exótico para comprender esta frase en su sencilla, completa, total y contundente realidad. Pero a veces es tan difícil vivirla y llevarla a la práctica, y lo que sucede es que, quien pueda hacer esto, puede amar, perdonar y vivir en paz. *ding, ding, ding… ringing a bell*.

Un ser humano es falible, un ser humano puede muy bien no ser Católico, puede ser ateo, Judío, lo que sea; pero si aplica a su vida esa filosofía, es una persona de bien; y llevar a la práctica una religión no es garantía de que se pueda comprender y practicar lo que en el párrafo anterior digo. Y no necesitamos ser fanáticos, eso jamás, solamente debemos de ser justos. Y justo es algo tan difícil.

Así pues, la conclusión hoy para todas esas reflexiones me da para decir que, cuando no tienes amor, no puedes darlo. No porque no sepas, no porque no tengas una religión, no porque no quieras, sino porque no lo conoces; y si no lo conoces, serás una persona que no sabe lo que quiere. Y para una persona que no sabe lo que quiere, es difícil que otro lo siga, lo comprenda y es imposible que sepa amar, y ojo, lo más difícil, amarlo.

De perdonar pues mejor ni hablamos, cuando no sabes qué es amar, menos sabes que puedes perdonar. Y te conformas con frases como “qué me odien, yo soy feliz”. Nunca una frase, me ha dejado conocer la profunda carencia, inseguridad, intolerancia y baja estima de una persona, cómo lo es ésta. Si eres feliz, no necesitas aclarar nada, si sabes lo que quieres estás seguro y vas únicamente sobre lo que mueve tu espíritu. Y si además sabes amar. La vida es tuya, serás feliz y harás feliz a los demás.

Les dejo la liga a la presentación que me llegó por correo, ojalá les guste tanto como a mí.

¿Marcar una vida?

domingo, 5 de septiembre de 2010

Quisiera

Dedicado a mi ángel de amor en esta tierra y en esta vida...
"Y parece que soy yo la que siempre llega tarde a la cita con la vida."
Patricia Villaseñor González


QUISIERA

Quisiera robarte, un poco el alma
todo el amor y tener
el corazón del hombre
que siempre soñé.

Quisiera no dejarte ir
más lejos de mis brazos,
para que sientas como día a día
crece más mi amor por ti.

Eres el hombre perfecto,
en mis sueños te describía,
y a mis ángeles les pedía
que llegaras pronto a mí.

Pero...

No puedo dejar de sentir:
la angustia de perderte,
de saber que puedes irte,
de perder lo que tengo de ti.

Y me arrepiento de robarte,
no quiero saber la verdad,
porque presiento que tenerte
es un sueño, y no quiero despertar.

¿Soy cobarde? tal vez,
porque no quiero enterarme
y llorar al saber que,
conmigo no te vas a quedar

Y me arrepiento de no decirte
que al ver tu foto me flechaste,
pero jamás pensé que tú
te fijarías en mí.

Y ahora que te tengo
que te vi y te sentí,
no hay manera
de que seas para mí.

Quisiera regresar el tiempo
para no escuchar quimeras,
y darte de mí todo lo que soy,
y tener de ti todo lo que eres.

No puedo atarte, tu espíritu es libre,
solo puedo amarte y consentirte;
¿qué puedo reclamarte
si mi corazón late por ti?.

No me iré nunca, soy feliz y
es mejor pensar que un día,
te vea y con tu sonrisa
me digas ¡No te puedo olvidar!.

domingo, 29 de agosto de 2010

Leyes fundamentales de la estupidez humana

El día de hoy quiero hablar de Carlo Maria Cipolla, (que vivió de 1922 y murió en el año 2000). Este hombre fue un historiador economista italiano. Nació en Pavía, y se graduó en la Universidad de esa misma ciudad en 1944, con una tesis sobre la historia de las explotaciones agrarias en el Valle del Po, lo que es muy interesante, pero tiene cosas mucho más interesantes en su literatura y tiene que ver contigo y conmigo.

¿Qué tiene que ver este hombre en mi vida y en la suya?, Es muy interesante y por lo que más quieran conozcan un poco más de él; a través de la historia económica, con un enfoque humanista de la misma, este hombre mostró un mayor interés en las causas que han provocado determinadas situaciones económicas y sociales a lo largo de la historia, más que por hechos materiales y cifras concretas. Cipolla también es conocido por sus artículos sobre la superpoblación, la economía y sus ensayos sobre la estupidez humana.

Al leer a este hombre, uno comprende y se explica completamente los diversos hechos en la vida, sucedan recientemente o los que nadie podía explicar bajo ninguna circunstancia, y no es raro que esto pase así, ya que generalmente uno está confunidido o no encuentras pies ni cabeza a lo que sucedió.

Alguna vez llegué a preguntarle el cuestionamiento mas interesante de mi vida al Creador y pronuncié las palabras mágicas: '¿Dios, le has abierto la puerta a los estúpidos?' Y hoy encontré la respuesta, incluso la explicación a la convivencia con muchos de ellos, que me llevó a pensar que los enfermos de bipolaridad tenian la culpa.

Mis encuentros cercanos con esta clase de personas me llevaron a mi frase más célebre en los blogs y foros en los que participo "No existe la estupidez en mi pueblo, porque fulanito o fulanita, se la ha robado a los demás". Y hoy, hoy finalmente se hizo la luz en mis ojos y la razón en mi mente. He comprobado que no estaba mal y, que mi miedo más terrible existe.

La teoría de Carlo M. Cipolla no es una teoría, es un hecho y hoy la comparto con todos ustedes, mis queridos amigos, porque lamentablemente no hay un estúpido en el mundo, se mueven por millones, son peligrosos y pocos saben cuánto daño puede causar este tipo de personas, aunque todos reconocen los daños. Mucho cuidado, por favor, pueden tener uno junto a ustedes en este justo y preciso momento.

Les dejo la liga al documento que encontré en internet y es mi deber y obligación transmitirlo.

Las leyes fundamentales de la estupidez humana

viernes, 27 de agosto de 2010

Se busca al hombre de mi vida

Características:

Que quiera estar conmigo, sin perderse las cosas importantes de mi vida, las que me hacen ser feliz o las que me hacen estar triste.

Que no le dé lo mismo si me ve o no me ve, si bien hay que ser independientes, y cada quien su espacio, quiero conocerlo, saber con quién estoy pasando los mejores momentos de mi vida.

Que le guste ser niño en su manera de jugar, de divertirse, de perseguir sus sueños y compartirlos conmigo.

Que cumpliendo sus promesas, alcanzando sus metas, siendo responsable y honorable; y esto incluye compartir sus fallas y fracasos conmigo, comprenda que estar juntos es en las buenas y en las malas.

Que sepa escuchar y comprender las cosas que le diga, que siempre tenga un par de minutos para platicar conmigo cada día de algo que no tenga que ver con su trabajo o sus actividades cotidianas.

Que pueda discutir de política, religión, sexo, amor, verdad y mentira, siempre conmigo y no contra mi –hay mucha diferencia, conmigo es para crecer en conceptos; contra mí es atacar mis ideologías sin respetar el hecho de que podemos tener opiniones diferentes-.

Que tenga disposición para resolver los problemas.

Que le encante ir al cine y no se duerma.

Que disculpe mis errores como persona y mujer ayudándome con cariño y comunicación a superarlos, y cambiarlos por aciertos.

Que sepa dar y recibir en todos y cada uno de los aspectos que involucren nuestras vidas.

Que quiera compartir responsabilidades en una relación y no buscar culpables, de igual manera compartir alegrías, su deporte favorito, locuras, un sábado de maratón de caricaturas en la tele, un fin de semana de paseo, ir juntos a comprar velas, ver nuestras series favoritas y comprar un buen vino tinto.

Que no esconda revistas o cintas pornográficas ni las cervezas debajo de un colchón, sino que las comparta conmigo, igual que sus fantasías.

Que me acompañe al psicoanalista y me ayude a evitarlo con mil abrazos y besos al día.

Que le importe lo que hago y que no le moleste que bromee cuando estoy nerviosa.

Que no se sienta incomodo cuando me quedo sin hablar, aunque parezca que soy muda simplemente disfruto estar con él y no quiero arruinar ese momento que compartimos juntos, en el que su compañía cuenta más que lo que pueda decir.

Que me abrace, me bese, que me demuestre su afecto, su amor, su cariño. Necesito sentir ese lenguaje físico, me ayuda, es reconfortante, es necesario sentir que mi corazón brinca y las mariposas llegan a invadir mi cuerpo.

Que no tenga dificultad para llegar a acuerdos.

y...Que nunca se le olvide ser cortés y caballero.

Sé que las posibilidades de encontrarlo no son muchas... por ello le pido a mis ángeles que en el punto del camino en el que lo tenga que encontrar, lo pueda y sepa reconocer, así como él a mí. No sé si serán años, meses o días. Pero desde que nací se que anda por ahí. Solo necesito encontrarlo... por eso busco a mí hombre.

En resumen, quiero compartir con él un lugar en el que este a salvo mi vida y mi corazón, un lugar compartido con vida, amor, felicidad y sensualidad. Pido todo esto porque es lo que yo quiero y puedo dar, y porque sé que es lo que él quiere y tiene para compartir.

Hoy le agrego a este escrito de hace mucho tiempo, que tenía encajonado... que quiera y respete tanto como a mí, a mi hijo, que en su corazón exista la posibilidad de ser un modelo para él, si bien no le pediría que le llame hijo, que con la convivencia se de ese amor incondicional y confianza y como un padre lo hubiese sido desde siempre.

En la ciudad

La religión y el espíritu,
la paz y la armonía
existen.

Pero lo que en la
nada existe son:
suspiros e intentos
de alguien
que nunca intentó saber,
que nunca intentó buscar.

El miedo de poner
sus ilusiones a prueba,
lo derrotaron
antes de vivir.

Nacer o probablemente morir,
la respuesta adecuada sea
para una persona que no existió.

O quizá la eterna súplica
de un amigo,
de un hermano
o de un hijo;
que pidió tu mano
y nunca la recibió,
nunca se la diste.

Y adiós a la historia
que jamás se escribió.
Un beso… adiós.

Ciudad de la nada,
aquí se extraña todo
y no se olvida nada.
Todos viven,
pero a nadie encuentras.
Todos mueren,
pero nadie te busca.

Ciudad donde todo pasa
y se olvida,
se va,
se pierde,
no existe,
no está.

En esta ciudad,
la religión y el espíritu,
la paz y la armonía
no existen.

Pero tampoco existe el odio,
el rencor, la guerra;
aquí no existe nada.

Dudas de tu sombra,
no sientes nada;
es la ciudad donde
una parte de todos,
se encuentra,
se busca,
se abandona.

Y en tu ciudad
¿qué existe?,
hay tristeza,
dolor o simplemente
muros de concreto que:
crecen,
bajan,
se pierden.

Dime ¿dónde vives?,
¿también eres nada?;
tu ciudad es
de cristales largos,
anchos y de mil colores.

La ciudad de la nada soy yo.

El Infierno

En esta vida es difícil rezar,
y en mi vida no hay una oración;
en el infierno de la existencia,
sola estoy con mis recuerdos.

Es difícil seguir con el alma vacía;
y en los huecos de mi cuerpo
no hay espacio para tu alma,
el hueco de la vida que quedó
cuando te estaba buscando,
nadie lo puede ocupar;
los vacíos no admiten cubrirse,
no quieren taparse, no quieren amar.

En este infierno estoy yo,
perdida en el universo,
inmenso;
soñar con acercarme a ti,
ser sólo para ti.

Qué tristeza, hoy no estás aquí,
te perdiste en ese cielo
que no me pertenece a mí,
pero que te tiene a ti.

Me dejaste en el cielo
del infierno sin tu amor;
en mi soledad vive una pasión,
donde no estás tu,
donde me quedé yo.

sábado, 21 de agosto de 2010

La luz en el negro de Pierre Soulages

Sábado, me levanto tempranísimo. Atiendo a mi hijo, me preparo, me arreglo, desayuno y emprendo el camino que va de mi casa hasta el Museo de la Ciudad de México. Pierre Soulages expone y mañana es el último día que está abierta su exposición al público.


Un pintor que siempre me llamó la atención, desde que era yo universitaria, en los libros siempre recordaba y reconocía al “pintor del negro”. Su trabajo, su biografía, su familia, amigos, resúmenes, impresiones, todo lo que puedan decir los libros de él, lo leí muchas ocasiones. Y debo decir que todo lo que en libros existe, incluso mis palabras, no sirven de nada, ni significan nada hasta que tienes enfrente un “Soulages”.

Como diseñadora gráfica y como pintora, escritora, como madre, como una persona creativa, nunca me ha gustado leer las fichas técnicas, ni nombres de las obras, cuando tienes frente a ti una pintura original, sea de Dalí, Matisse, Lautrec, Clausell, Monet… Impresionista, Neoclásica, Barroca, Surrealista… de quien sea; la ves, la admiras, percibes las pinceladas, las texturas, te metes a descubrir el cuadro, percibes lo que significa para ti, sin pensar siquiera lo que significó para el autor.

Y debo admitir que en este último punto el maestro Soulages me dio el gran gusto de dejar que su obra significara en mí, aún con las que más me gustaron, no me dio un nombre, sólo me dejó un gran sentimiento.

Caminar entre su obra es estar pendiente, alerta de en qué momento el cuadro que tienes enfrente, está listo para cambiar. Tú cambias con cada paso en su obra, eres parte de la exposición, eres parte del cuadro, tus sentimientos en s obra nacen, se transforman, te imaginas, los vuelves a pensar, lo vuelves a pasar. Te emocionas, regresas, lo ves, caminas, se mueve, te mueve, inspira.

Una exposición única, magnífica y Pierre Soulages gana un lugar privilegiado en mi lista de favoritos. Ojalá que la hayan visitado, y si no pudieron, o no quisieron… se perdieron de un gran pintor que de un color violento, con autoridad propia, con una connotación oscura, saca de él la luz, regala reflejos, movimiento, hace que la luz baile en su paleta monocromática y regala un nuevo significado a la oscuridad.

La fotografía que pongo aquí la tomé de internet -Observatorio de Arte- y la comparto, ojalá logre transmitir un poco de lo mucho que significó. (No se permitían tomar fotos y soy muy respetuosa de las reglas).

sábado, 14 de agosto de 2010

Wish List #36



Hace poco me preguntaban qué me gusta, qué me pueden regalar para mi cumpleaños. Lo primero que valoro y aprecio es el cariño y afecto sincero. Una buena amistad, una charla agradable, un café, una buena comida. El año pasado hice mi Wish List #35 y creo que muchas cosas siguen vigentes.

Las mesas de regalos, para bodas, bautizos, showers, etc... se me hacen un exceso, no me siento cómoda con la idea, pero, a veces hay personas que nos aprecian y no saben bien a bien qué nos gusta. O nuestro universo de aficiones es muy grande.

El martes es mi cumpleaños, faltan 3 días. Y tengo nuevos amigos que no saben tanto de mi, viejos amigos que no saben que algunas cosas y gustos han cambiado, y nuevas aficiones. No le llamaré Mesa de Regalos ni nada por el estilo, pero sí el Wish List #36!

1. Velas, me gustan mucho. Aromáticas me encantan. Lavanda, es mi aroma favorito! Un "Pillar" (así se le conoce a las velas chonchas y largas) es algo que pueden considerar.

2. Ángeles, colecciono todo tipo de ángeles, creo en ellos, confío en ellos, y si alguien consigue "Las Alas del deseo" y "Faraway so Close" de Wim Wenders... Mi movie collection lo agradecerá!

3. Una Biblia Latinoamericana formato grande (la chiquita, aceptémoslo ya no al puede uno leer, la edad, se queda) pasta Blanca Perla. Es hora de tener la mía.

4. Tiene mucho que no me puedo comprar novelas contemporáneas. También cuando dejé al papá de mi hijo, le dejé una caja de libros, se me olvidó, y ahí se quedaron casi todas mis novelas de Isabel Allende, todas las de Ángeles Mastretta, Paulo Cohelo y mis libros de Italo Calvino.

5. Discos de Épica, Haggard, Metallica -estos también los dejé en esa caja-, algunos que no he podido comprar de Duran Duran (Arena, Decade, Liberty, BigThing, las ediciones especiales de su aniversario) El último CD de U2.

6. En la última aventura de mi hermano el mayor, perdí todos mis libros de Harry Potter y El Señor de los Anillos. Esos me han dolido hasta la m...

7. Anillos, me encantan, de plata, acero, de cuero... eso si... medida 10, o size 21

8. Un rosario de 3 oros como el que ví hoy en el centro... wooooowwwwww hermoso!

9. Un arreglo hermoso de Tulipanes Rojos.

Los que son obligada visita de aparador:

10. Un perfume. (Bright Crystal de Versace, I Loewe You o Quizas Quizas de Loewe, Allure o Mademoiselle Chanel de Chanel, Champs Elyseès, Very Irresistible Sensual de Givenchy).

11. Un reloj edición metálica Swatch.

12. Una botella de Möet Chandon =D si no es mucho pedir -jajajajaja-.

13. Una bolsita Tous, una Louis Vuitton, Salvatore Ferragamo...

14. Una semana en Real del Monte.

Si, ya empece con los materialistas, caros difíciles y casi imposibles...

15. Un Ipod Classic, plata... (extraño el mío)

16. Un viaje a Inglaterra, España, Francia, Suiza, Alemania e Italia, con mi hijo.

17. Una serenata con mariachi -nunca he tenido una-.

18. Una camioneta Honda Pilot Blanca

19. Una casa grande y hermosa, con jardines y en ellos árboles, flores y un espacio muy especial para recibir a mis amigos y familia para una buena carne asada y dos perros, Alaska Malamut o Viejo pastor Inglés!

Y los IMPOSIBLES, que sólo un milagro los puede volver realidad.

20. Anillo Etoile de diamante de 1K Tiffany & Co. -este sí debe ser regalado- y plan de marriage incluído.

21. Mi boda Celta y mi Claddagh.


domingo, 8 de agosto de 2010

Notas que no se publican

A continuación comparto una carta que el Padre Martín Lasarte escribió al New York Times, pero no la publicaron. Antes de decir nada, hay que leerla, y leerla muy bien.
*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*
Querido hermano y hermana periodista:

Soy un simple sacerdote católico. Me siento feliz y orgulloso de mi vocación. Hace veinte años que vivo en Angola como misionero.

Me da un gran dolor por el profundo mal que personas que deberían de ser señales del amor de Dios, sean un puñal en la vida de inocentes. No hay palabra que justifique tales actos. No hay duda que la Iglesia no puede estar, sino del lado de los débiles, de los más indefensos. Por lo tanto todas las medidas que sean tomadas para la protección, prevención de la dignidad de los niños será siempre una prioridad absoluta.

Veo en muchos medios de información, sobre todo en vuestro periódico la ampliación del tema en forma morbosa, investigando en detalles la vida de algún sacerdote pedófilo. Así aparece uno de una ciudad de USA, de la década del 70, otro en Australia de los años 80 y así de frente, otros casos recientes… Ciertamente todo condenable! Se ven algunas presentaciones periodísticas ponderadas y equilibradas, otras amplificadas, llenas de preconceptos y hasta odio.

¡Es curiosa la poca noticia y desinterés por miles y miles de sacerdotes que se consumen por millones de niños, por los adolescentes y los más desfavorecidos en los cuatro ángulos del mundo! Pienso que a vuestro medio de información no le interesa que yo haya tenido que transportar, por caminos minados en el año 2002, a muchos niños desnutridos desde Cangumbe a Lwena (Angola), pues ni el gobierno se disponía y las ONG’s no estaban autorizadas; que haya tenido que enterrar decenas de pequeños fallecidos entre los desplazados de guerra y los que han retornado; que le hayamos salvado la vida a miles de personas en Moxico mediante el único puesto médico en 90.000 km2, así como con la distribución de alimentos y semillas; que hayamos dado la oportunidad de educación en estos 10 años y escuelas a más de 110.000 niños...

No es de interés que con otros sacerdotes hayamos tenido que socorrer la crisis humanitaria de cerca de 15.000 personas en los acuartelamientos de la guerrilla, después de su rendición, porque no llegaban los alimentos del Gobierno y la ONU. No es noticia que un sacerdote de 75 años, el P. Roberto, por las noches recorra las ciudad de Luanda curando a los chicos de la calle, llevándolos a una casa de acogida, para que se desintoxiquen de la gasolina, que alfabeticen cientos de presos; que otros sacerdotes, como P. Stefano, tengan casas de pasaje para los chicos que son golpeados, maltratados y hasta violentados y buscan un refugio. Tampoco que Fray Maiato con sus 80 años, pase casa por casa confortando los enfermos y desesperados. No es noticia que más de 60.000 de los 400.000 sacerdotes, y religiosos hayan dejado su tierra y su familia para servir a sus hermanos en una leprosería, en hospitales, campos de refugiados, orfanatos para niños acusados de hechiceros o huérfanos de padres que fallecieron con Sida, en escuelas para los más pobres, en centros de formación profesional, en centros de atención a cero positivos… o sobretodo, en parroquias y misiones dando motivaciones a la gente para vivir y amar.

No es noticia que mi amigo, el P. Marcos Aurelio, por salvar a unos jóvenes durante la guerra en Angola, los haya transportado de Kalulo a Dondo y volviendo a su misión haya sido ametrallado en el camino; que el hermano Francisco, con cinco señoras catequistas, por ir a ayudar a las áreas rurales más recónditas hayan muerto en un accidente en la calle; que decenas de misioneros en Angola hayan muerto por falta de socorro sanitario, por una simple malaria; que otros hayan saltado por los aires, a causa de una mina, visitando a su gente. En el cementerio de Kalulo están las tumbas de los primeros sacerdotes que llegaron a la región... Ninguno pasa los 40 años.

No es noticia acompañar la vida de un Sacerdote “normal” en su día a día, en sus dificultades y alegrías consumiendo sin ruido su vida a favor de la comunidad que sirve.

La verdad es que no procuramos ser noticia, sino simplemente llevar la Buena Noticia, esa noticia que sin ruido comenzó en la noche de Pascua. Hace más ruido un árbol que cae que un bosque que crece.

No pretendo hacer una apología de la Iglesia y de los sacerdotes. El sacerdote no es ni un héroe ni un neurótico. Es un simple hombre, que con su humanidad busca seguir a Jesús y servir sus hermanos. Hay miserias, pobrezas y fragilidades como en cada ser humano; y también belleza y bondad como en cada criatura...

Insistir en forma obsesionada y persecutoria en un tema perdiendo la visión de conjunto crea verdaderamente caricaturas ofensivas del sacerdocio católico en la cual me siento ofendido.

Sólo le pido amigo periodista, busque la Verdad, el Bien y la Belleza. Eso lo hará noble en su profesión.

En Cristo,
P. Martín Lasarte sdb
* Tomado de la Revista Inquietud Nueva Año XXVI, No. 154. Julio-Agosto 2010 págs. 22-23

viernes, 30 de julio de 2010

La historia del hackeo de mi cuenta...

En el mes de junio del año pasado, hackearon mi cuenta de correo en hotmail, afortunadamente pude recuperarla y rescatar contactos, abrí una cuenta alterna y es la que llevo un año o poco más manejando. Yo reporté este incidente a hotmail, y me dieron un número de reporte y dirección para que yo pudiera solicitar la ayuda de MSN y ellos me dijeran desde qué ip estaba siendo hackeada mi cuenta. Mandé la carta, ya reporté y dí los correos que "supuestamente salieron de mi cuenta" a las instancias pertinentes pero llevo 8 meses esperando respuesta y no la hay todavía. Espero no tarde mucho. Y aunque tardara, con cada mensaje en facebook, en mi blog, y todos los correos que me mandó, están todas las huellas electrónicas, que llevan al ip origen.

El gran problema para mi es que, de no se dónde me salió una historia de un romance sórdido y estúpido con un perfecto desconocido. Un hombre que en mi vida había escuchado mencionar.

En mi SkyDrive, guardaba unas fotos al desnudo que hice para un proyecto de arte erótico del que nadie sabía. Y parece que al que hackeó mi cuenta le ha parecido divertido ROBARLAS y estar jugando con ellas, mandar correos con pasajes privadísimos de mi vida que le contaba yo a personas de mi entera confianza y armaron una historia, cambiaron letras más, letras menos y según yo doy unos consejos de miedo, hago cosas espeluznantes y me meto con cosas que en mi vida se me ocurriría decir y hacer!

A la fecha ignoro si esa persona es hombre o mujer, pero sugiero que debería de hacerla película, unos dramas que llevarían el Óscar. En breve la historia versaría en que yo, mujer que vió al padre de su hijo en cama con otra mujer y llevaba hasta el año pasado 5 años sin querer tener una pareja, por que quedé muy dolida, herida, lastimada, mal emocionalmente; de la nada soy una rompe matrimonios, donde de la nada tengo una historia bárbara de años con un extraño -y la cual bien puede ser el invento de un nerd sin vida social-; yo una pervertidísima por hacer un proyecto de desnudo... una historiesaza donde se adjudica drama al por mayor, pero eso sí, en menos de un año ya se va a casar, primero que no tiene tiempo para hacerme imposible la vida, por que va a planear su boda, y luego mil mensajes acosando y amenazando.

No hice caso, ignoré correos, mensajes por todo este tiempo, pero ya invadió TODA mi vida en la red. Y francamente esto ya me tiene harta, no sólo es un extraño que Hackeó mi cuenta, sino que me amenaza, le dice bastardo a mi hijo, amenaza con que va a publicar mis fotos QUE SE ROBÓ, por todos los lugares en dónde me pueden conocer, -por cierto no sólo es DF y Texcoco eh! en Guadalajara, León, Guanajuato, Mérida, Veracruz, Sonora, Baja California Norte, Monterrey y en más lados que me conocen- y es un personaje que para mi ni rostro, ni nombre tiene. ¡No puedes defenderte del aire! Pero se que es lector constante de mi blog.

Un ente que por error sabe a medias, cosas de mi vida, de mi proceso de escritura que pueden ser historias prestadas como diría mi amiga Mariana, pero de mi vida real solo los que han platicado conmigo, los que me tienen día y noche junto a ellos saben quién soy y la persona que soy. No por ensayos es que creen que saben de mi vida. Por cierto mi madre y mi padre saben toda esta historia; familires y amigos a quienes les he pedido ayuda. Yo puedo desahogarme aqui, en mi espacio, de lo que sucede con mi familia, y amigos, por que son eso, amigos y familia. Y los que han caído por accidente en este espacio, se vuelven amigos, por que toco aspectos de la vida que a veces nadie se atreve, pero muchos se identifican.

Yo hoy dejé de ignorar a esta persona, era imposible no contestar la petición de lo que puedo o no confesarle a mi sacerdote. Algo realmente desquiciante, estúpido y más allá de toda cordura. Y sea quien sea, espero que obtenga terapia y ayuda profesional muy pronto.

Y finalmente, sólo te recuerdo seas quien seas que: robaste información privada, usurpaste mi identidad, quieres practicar terrorismo psicológico, agresiones por escrito, amenazas de difamación con dolo e intención de perjudicarme -recomiendo revises las sanciones de todo esto-. Yo no tengo problema para someterme a un polígrafo o a los tests que se requieran. ¿¡Aquí la pregunta es, algún día tu darás la cara!?

Y de mi vida espiritual, nadie debe preocuparse.

PD Y la excepción de la regla la confirma, los locos y los pendejos se van solos, pero este, ah como es persistente!

sábado, 17 de julio de 2010

Te di

Te di mi corazón,
y no lo quisiste;
lo aventaste al barranco
de la indiferencia y del olvido.

Te di mi alma,
y no la aceptaste;
la regalaste al viento
del dolor y de la pena.

Te di mis sueños,
y los destruiste;
usaste el bisturí
de la burla y la mentira.

Te di mi vida,
y no la recibiste;
la abandonaste
en la sombra del fuego
de tu vida y de tu amor.

Y ya no te di una palabra de mi boca,
porque nunca se atrevió a nombrarte;
elegiste a otra boca y a mi me regalaste
noches de tristeza, abandono y soledad.

Ya no te di una canción con mi voz,
porque no se atrevió a tocarte;
aunque tu nombre grabado estaba
en la canción de mi vida.

Ya no te di mi cuerpo,
porque ya te pertenecía
con el amor que llevaba dentro,
haciéndome temblar
cuando pasabas por mi lado.

Te di…
te di…
Ya no te di nada.

Porque
mi corazón no encontró a tu corazón,
mi alma se perdió sin tu alma,
mi vida la apartaste de la tuya,
mi amor…
¡Mi amor! era un mensaje,
que nunca llegó a su destino,
porque tu cortaste el camino
y a mi vida su destino.

martes, 13 de julio de 2010

Hoy voy a jugar...

Hoy voy a jugar a la pastelería, quizá te adorne con crema pastelera, quizá sólo construya castillos de fondant sobre tu cuerpo, quizá sólo dibuje un ángel con la crema chantilly. O quizá ponga capas de crema batida con fresas y cerezas, pero lo que más quiero es probar tu piel, probar-te que probándote, disfruto tu piel y con castillos y ángeles soy feliz.

Sobre tu piel, sobre mi cama, sobre todo de necesidad, sobre de amor, sobre de vacío, sobre tenerte, sobre exigirte, sobre poner-te-me pero sobre todo, sobre ti.

Pero quizá, sólo juegue a amarte y conformarme, que los mejores momentos son al robarte besos, quitarte suspiros, quedándome con tu aliento, pidiéndote que con tu cuerpo presiones mi alma, compactes mi cuerpo, tomando mis besos, robando mi cuerpo bailando la danza del amor. Y danzando en el espacio que deja el aire en tu boca, mi boca te prueba y te reconoce, saborea tu esencia y se queda con tu amor.

Y en el instante que tus manos arrebatan de mi cintura su calor, mi cuerpo te hace prisionero, y el deseo, la pasión se vuelve un gemido, provoca un suspiro y cae rendido, abres tu alma y deshaciéndonos de las sabanas, con mis labios me aprendo tu piel, con mis manos tu textura y con tu boca limpias mis pecados, consuelas mis deseos; con tus manos detienes mi carrera que se entrega al éxtasis de tu mirada en la que las estrellas y el universo que hay en ti, me dejan navegar, y puedo decorar entre menta y chocolate, las estrellas, los planetas y este gusto infinito de tenerte junto a mí, de entregarte y de tenerte, para siempre en mi.

Cállate y no digas nada, sólo déjame quitarte esta capa de chocolate de los labios y cuando termine, habré tomado de ti todos los anhelos y todos tus secretos. Y con ellos el pan de la vida sabrá mejor, y siempre que te necesite, comeré de ti, y tú beberás de mí.

Qué deliciosamente rica es la eternidad de ti, desesperadamente exquisita que no puedo pensar en seguir sin ti.

lunes, 12 de julio de 2010

Escuchaste... ¿Corazón?

Escuchaste...

Sentir la urgencia de escribir,
es una necesidad que crece en el alma.
Pero no para el alma que habita en espíritu,
es para la que se refugia en el corazón que vive,
que late y respira su propio tiempo,
bebe su agua divina, y sigue en su espacio,
lee en el mar de sensaciones lo correcto,
lo impreciso, lo exacto y el amor.

Cierra los ojos y camina lento,
siente que nada hay atrás de ti,
convenciéndote de que nada existe frente a ti.
Sólo tu caminar, lento y pausado
y lo que te espera dentro de ti.

Sientes el frío, buscas en tu alma,
te entretiene un beso de la lluvia,
te contenta un abrazo de sol.
La caricia de una sonrisa en las nubes,
los dedos amorosos del viento,
jugando en tu cabello, sintiendo tus labios,
robando un suspiro, regalando deseo
y dejando amor con un beso eterno.

Solamente hay algo que late a pesar de ti,
de él, de algunos y de los demás.
Se mueve a pesar de tu tristeza,
y de tus lágrimas, de tu sueño,
de la verdad y de tu respiración.

Ese pequeño corazón,
al que pocas veces escuchas
con el ruido de tu mente,
y a pesar de ti, de tu negación.
Corazón que con tus lágrimas o sin ellas,
late, pega, se rompe y se renueva,
contigo y sin ti, aún si lo niegas,
aún si lo sigues, sin contar que lo encierras.

Corazón, corazón al fin y al cabo,
que perdura y te dice siempre la verdad,
a pesar de la mente, de los oídos,
de los ojos, de las manos y del cuerpo.
Corazón que te grita…
¿Lo escuchaste?

Bendición Celta

Hoy pongo esta bendición por cada persona cercana a mi que hace que cada momento que estemos juntos, cada sonrisa que comparten conmigo y cada lágrima que me han ayudado a superar, hacen que este día y toda mi vida valga la pena.

Y por el poder del amor que toca y permanece, por el que toca y se va, por el que llega te marca y se va quedando la huella para toda la vida, por el que con una mirada sabes que te ama, por el que abre puertas, por el que las cierra, siempre, siempre les agradeceré su existencia en mi vida.

De corazón quiero bendecirlos y no encuentro mejor bendición con el equilibro entre deidad y naturaleza, deidad y vida, deidad y experiencia. Yo soy falible, soy un ser humano, y trataré de nunca fallarles, y si lo hago, nunca será intencionalmente. Me asumo simplemente como ser humano.

Gracias y siempre estarán en mi corazón.

Que el camino salga a tu encuentro. Que el viento siempre esté detrás de ti y la lluvia caiga suave sobre tus campos. Y hasta que nos volvamos a encontrar, que Dios te sostenga suavemente en la palma de su mano.

Que vivas por el tiempo que tú quieras, y que siempre quieras vivir plenamente. Recuerda siempre olvidar las cosas que te entristecieron, pero nunca olvides recordar aquellas que te alegraron. Recuerda siempre olvidar a los amigos que resultaron falsos, pero nunca olvides recordar a aquellos que permanecieron fieles.

Recuerda siempre olvidar los problemas que ya pasaron, pero nunca olvides recordar las bendiciones de cada día. Que el día más triste de tu futuro no sea peor que el día más feliz de tu pasado.

Que nunca caiga el techo encima de ti y que los amigos reunidos debajo de él nunca se vayan. Que siempre tengas palabras cálidas en un anochecer frío, una luna llena en una noche oscura, y que el camino siempre se abra a tu puerta.

Que vivas cien años, con un año extra para arrepentirte. Que el Señor te guarde en su mano, y no apriete mucho su puño. Que tus vecinos te respeten, los problemas te abandonen, los ángeles te protejan, y el cielo te acoja. Y que la fortuna de las colinas irlandesas te abrace.

Que las bendiciones de San Patricio te contemplen. Que tus bolsillos estén pesados y tu corazón ligero. Que la buena suerte te persiga, y cada día y cada noche tengas muros contra el viento, un techo para la lluvia, bebidas junto al fuego, risas para que te consuelen aquellos a quienes amas, y que se colme tu corazón con todo lo que desees.

Que Dios esté contigo y te bendiga, que veas a los hijos de tus hijos, que el infortunio te sea breve y te deje rico en bendiciones. Que no conozcas nada más que la felicidad. Desde este día en adelante, que Dios te conceda muchos años de vida, de seguro Él sabe que la tierra no tiene suficientes ángeles.


Esta bendición no es mía, es de los celtas, y desde luego puede ser usada agradeciendo la gran sabiduría y espiritualidad de los seres de luz y del amor.

lunes, 5 de julio de 2010

Al Universo: ¡escúchame bien!

Quiero compartir lo que escribí hace ya tiempo, pensando en muchas cosas, lo que me gusta, lo que necesito, lo que quiero.

*******************************

Vida, no quiero que confundas nada de lo que pido. Y así como cada día lo digo fuerte y claro, también aquí y en todos lados, para que no se olvide, ni se malinterprete. Te agradezco al amor de mi vida, mi hijo, pero ahora pido por el hombre de mi vida.

Quiero una pareja que sea: caballero, atento, gentil, tierno, apasionado, trabajador, soltero -osea sin novia, ni esposa- o divorciado pero de preferencia soltero, que para mí sea atractivo y compatible cultural, física, química e intelectualmente, que sea mi complemento, que tenga tiempo para salir conmigo, que me proteja, que sea fuerte, decidido, amoroso, considerado, y me desee como mujer, que sea mi mejor amigo, mi cómplice, y se case conmigo para formar una familia, en donde ambos nos apoyemos, impulsemos y cuidemos el uno del otro; que nuestra fidelidad sea por convicción, por amor y y respeto el uno al otro, por salud y bienestar voluntario, que la bendición de Dios esté siempre entre los dos y si el Señor me bendice con la oportunidad de ser madre otra vez, deseo que sea de una niña y que ambos cuidemos de ella, y de mi hijo Gabriel, si bien no será su padre, que en el ejemplo y en el amor Gabriel lo adopte como padre y sea su apoyo; que nuestro amor como pareja y familia crezca en la bendición de Cristo Jesús. Y que juntos seamos ante los ojos de los demás y los nuestros, una familia feliz, próspera y llena del amor de Dios, que con su bendición seamos el reflejo de Él y que estemos juntos hasta el final de nuestras vidas.

Sé que se requiere del trabajo diario, del compromiso constante, de entregarnos los dos a este proyecto, de superar con amor los obstáculos per se de la vida, además de nuestros compromisos profesionales, y por ello sólo el amor nos puede unir y acompañar en el camino. Y sé también que alguien dirá que pido mucho, pero lo pido por que es lo mismo que puedo dar y es lo que en esta vida para mí quiero, lo que como ser humano necesito.

No quiero que nadie me haga feliz, ni quiero hacer feliz a nadie, eso sería un trabajo extra, e infructuoso, nadie puede dar lo que no tiene. Quiero a mi pareja para esta vida. Así claro, simple, sencillo y sin confusiones. Que llegue a mi camino y yo al suyo, y nos podamos reconocer, y en lo que llegamos a ese punto, Universo, Vida, Dios, Ángeles, Seres de Luz... cuiden de su camino y el mío en lo que nos podemos encontrar.

Esto lo hago con conocimiento pleno, aquí y ahora, con la luz de saber que en amor y en paz, nada puede ser diferente.

-Y si por alguna razón lees esto, me conozcas o no, te pido una oración a Dios, cualquiera que sea su nombre, a la vida, al universo; yo desde mi corazón también pido por ti y te lo agradezco-.

domingo, 4 de julio de 2010

Sin derecho

A veces no se qué pensar, estas cosas, en ocasiones me quitan las ganas de hacer cosas, de intentar... no sé, no es lindo.

Por qué no logro comprender qué pasa, qué tengo, qué hago. Flaca o gorda, o media gorda, no importa que llegue a mi vida un hombre guapo, genial, que me guste, me encante; o un hombre con el que el tiempo se me pase de volada, disfrutando mucho de su compañía. No importa quién sea, en qué tiempo haya llegado, si es un hombre con el que creo que puede haber algo padrísimo simplemente todos encuentran el pretexto o la razón perfecta para dejarme, irse, engañarme o, pasar semanas sin verme y estar como si nada.

Y hoy en la mañana recordé lo que la Dra. Georgina Montemayor dijo una vez en Panorama Informativo y, siempre que lo recuerdo, me siento como un chiste o una contradicción en mi vida. Decía que las mujeres que no tienen pareja es por que no quieren, por que no lo necesitan. Y nada menos cierto y alejado de mi realidad.

A veces creo que mi problema es, de verdad estoy tan... soy tan... fea, repulsiva o... no se ni cómo decirlo... no valgo la pena, o qué problema tengo que no veo, que sólo se me acercan quienes no pueden quedarse conmigo, o me engañan, o en semanas no me extrañan; o ser madre soltera me pone una marquesina que diga "Hey... aquí estoy, búrlate de mi, me puedes dejar, mi corazón no siente, no necesito a nadie, no me gusta compartir lo mejor de mi vida". Alguien me puede explicar con manzanas ¿qué me pasa?

O debí embarazarme a lo pendejo, sin cuidarme nunca para obligar a "alguien" a estar conmigo, y joderle la vida, jodérmela yo de pasadita y los dos jodérsela a nuestros hijos. Que bueno de eso a lo que tengo para ofrecerle a mi hijo, de todas formas es lo mismo, y eso que lo planee, me embarace viviendo con el papá de mi hijo y la historia terminó más rápido de lo que empezó. Como me dice un amigo, no soy normal. Quizá, en lugar de estudiar y sacar bien mi carrera y ser responsable, debí ser lo contrario y así tendría un mal matrimonio de años, y no me hubiera esperado a cumplir casi 25, para mi primer novio formal.

Se hacer todas las cosas de la casa, me encanta cocinar, aprendi a hacer reposteria, mi casa nunca ha sido un cochinero, me encanta pintar cuadros, me gusta arreglar mi casa para hacerla mi espacio y sentirla acogedora, se trabajar, hablo inglés, me gusta leer, ir al cine, jugar, nadar, andar en bici, me gusta escuchar, compartir, he leído de todo y sólo me lo platico a mi misma, y me pregunto ¿Para qué, para disfrutármelo sóla, hacer todo sola?.

Se siente tan feo que la mesera del Sanborns te conozca porque, pues se acuerda cuando ibas con todas tus amigas a cenar, comer, simplemente a cotorrear; ahora que todas ya se casaron no evitan verte con esa mirada de "pobrecita" la única solterona. Y la niña de la taquilla, cuando no llevo a mi hijo al cine, te ve y ya, por default te confirma con una pregunta que no sé si es burlona o de lástima, ¿un boleto verdad?. Hasta mis amigas divorciadas ya se casaron otra vez.

Estoy cansada de que me digan "disfruta tu soltería", "para qué te quieres meter en camisa de once varas", "sola estás mejor" "tu hijo es lo único que debe de importarte"... MI VIDA NO LA QUIERO SOLA, YA ME HARTE DE ESTAR SOLA, NO ME GUSTA ESTAR SOLA EN EL CINE, EN EL RESTAURANTE, YA ME HARTE DE HACERLO POR TODOS LOS AÑOS DE MI VIDA, QUIERO ESTAR CON ALGUIEN QUE QUIERA ESTAR CONMIGO Y NO PERDERSE NADA DE LO QUE TENGO QUE PLATICAR Y CONVIVIR CON ÉL.

Y no es que sea una urgencia, pero yo ya quiero saber cúando va a llegar esa persona que llevo años pidiéndole a ángeles, a Dios y a la vida para compartir mi vida. ¿Dónde carajos está? Sí, ya se, si el que se fue parecía ser el mejor, el que sigue será mucho mejor, pero, por cuánto tiempo más va a seguir así... aparecerá qué, cuándo tenga yo 80 años o cuando vaya a mi tumba para decirme, perdón, no te encontré a tiempo.

Y tampoco es por soledad, ni porque quién lo va a hacer, lo he dicho, sé hacer lo que sea para sobrevivir en el mundo, pero saber hacerlo NO es sinónimo de que no necesito a alguien en mi vida con quien pueda disfrutar mi tiempo entre mis ocupaciones y pasiones, a mi sí me encanta el apapacho, el cariño de una pareja, disfrutar de mi sexualidad, -recientemente la estoy redescubriendo, dejando de lado el trauma del abuso sexual en mi infancia- hacer una vida compartida, la necesito, la quiero... y no quiero al hombre perfecto, quiero al hombre para mí en esta vida y que me dedique tiempo.

Caray, me gusta ser débil, ya me harté de ser fuerte, me gusta que me ayuden sólo por el placer de que soy mujer, que me abran la puerta, que sean caballerosos conmigo, que me regalen flores, me encanta lo cursi, las velas, etcétera, todo eso me gusta. ¿O eso es demasiado pedir?

Cosas como lo que dice la Dra. Montemayor, te condenan a un destino de "pues ya te fregaste, eres para estar sola en esta vida y pues no lo necesitas" y no es así maldita sea. O lo que me dicen de "no lo busques ya llegará". Nunca lo he buscado, pero sí lo he esperado, lo he deseado. Hasta me iba a meter a la "Expo tu Boda" cuando estaba de 23 o 24 años para que cuando llegara ese día, tuviera yo la idea de qué hacer. El sueño de mi boda Celta, las gaitas, el vestido, un anillo Claddagh, todo sigue aqui en mi mente.

Si piensan decirme que para vivir con amor y afecto para eso tengo a mi hijo que es mi motor, a mis hermanos a mi familia; no nací ayer y mi hijo en unos años se va a ir, y mis hermanos tienen su vida, mis padres, ya la hicieron, y ninguno de ellos puede ser el sustituto de una pareja.

Y cuando escucho que me dicen hermosa, inteligente, no lo dudo -aunque es como una bofetada burlona-... pero parece que todos tienen derecho a tener noviazgos largos, parejas duraderas, citas constantes y derecho a casarse menos yo.

lunes, 28 de junio de 2010

Clasificación de los pendejos

¡Disfruten, ríanse e identifíquense!

Radioactivo: Irradia lo pendejo por doquier.
Ignorante: Todos saben que es pendejo menos el.
Esperanzado: Cree que algún día se le quitará lo pendejo.
Xerox: Se copia las pendejadas de los demás.
Ambicioso: Sueña con ser un buen pendejo.
Clandestino: Se esconde para hacer sus pendejadas.
Pelón: Cree que no tiene un pelo de pendejo.
Valiente: Se rompe la madre por cualquier pendejada.
Inútil: Ni las pendejadas hace bien.
Líder: Le siguen todos los pendejos.
Enamorado: Le gusta cualquier pendeja.
Introvertido: A nadie le cuanta sus pendejadas.
Alegre: Se ríe de cualquier pendejada.
Pedigree: Desciende de pendejos campeones.
Campeón: Nadie le gana a hacer pendejadas.
Consciente: Sabe que es pendejo.
Precavido: Es pendejo por si se ofrece.
Ecológico: Es pendejo por naturaleza.
Vigoroso: No se cansa de hacer pendejadas.
Poliglota: Sabe pendejadas en varios idiomas.
Convicto: Esta en la cárcel por pendejo.
Filósofo: Se pregunta el por qué de sus pendejadas.
Creyente: Cree en cualquier pendejada.
Añejo: Entre mas viejo mas pendejo.
Campana: Es tan, tan, pero tan pendejo.
Literario: Escribe un montón de pendejadas.
Simpático: Sus pendejadas causan risa!
Enciclopédico: Sabe un montón de pendejadas.
Amigable: Tiene puros amigos pendejos.
Petulante: Está orgulloso de sus pendejadas.
Aplicado: Se preocupa por aprender pendejadas.
Hiperactivo: Hace una pendejada tras otra.
Fosforescente: Hasta de noche se le nota lo pendejo.
Referencia: El que está junto al pendejo de traje negro.
Comparativo: El que piensa que no es tan pendejo como los demás.
Esférico: Por donde lo veas, es pendejo.
Pesimista: Cree que sólo el es pendejo.
Optimista: El que piensa que no es pendejo.
Ingenuo: El que además de serlo, cree en las pendejadas de los demás.
Larga distancia: Aquel del que decimos cuando lo vemos venir: "Allá viene aquel pendejo".
Amnésico: Aquel que se olvida de que es un soberano pendejo y hay que estárselo recordando a cada rato.
Autónomo: El que comete todo tipo de pendejadas sin consultar con nadie.
El cincuenta por ciento: El que no es ni muy vivo ni muy tonto, sino medio pendejo.
Disfrazado: Cuando es más pendejo por dentro que por fuera, o sea, que a primera vista no se le nota lo pendejo que es.
A la medida: El que suele decir: "No soy más pendejo porque no soy más grande".
Eslabón perdido: Es el que cuando se encuentra a sí mismo, exclama: "Caramba, cómo soy de pendejo".
Diáfano: El que es pendejo por dentro y por fuera, o sea, que además de serlo se le nota.
Completo: Aquel que dice: "Yo de pendejo no tengo ni un pelo".
Irónico: Es el que deja que lo llamen inteligente, a sabiendas de que es un soberano pendejo.
Identificado: El que de lejos parece y de cerca lo demuestra.
Original: Es el que logra ponerle a sus pendejadas un toque personal. Por eso decimos: "Esa pendejada no pudo hacerla sino Fulano".
Exacto: Es el que llega primero a una cita donde nadie va y luego le reclaman que él no fue.
Rutinario: Aquel que siempre hace las mismas pendejadas.
Multifacético: Es el que abarca dos o más clasificaciones de las anteriores.